Año Nuevo

Artículo de Divaldo Franco.

 

Publicado en el jornal A Tarde, columna de Opinión, el 1º/01/2015

 

Después de las fiestas y las conmemoraciones de la navidad, que culminan con la entrada del año nuevo, la realidad siempre al acecho, se presentará proponiendo reflexiones y, no pocas veces, disgustos, a causa de los excesos cometidos y por los enormes gastos para atender las fantasías mentales y emocionales de muchos individuos psicológicamente inmaduros.  

 

El fin de año es el momento del balance, del análisis de los actos y actuaciones practicados, en una retrospectiva que debe proporcionar lecciones de equilibrio y de renovación interior, en favor del crecimiento moral.

 

Una evaluación cuidadosa del comportamiento tiene lugar, que conlleva a una reparación de los errores cometidos y mejorar los hechos realizados.

 

Año nuevo, a su vez, es una oportunidad para llevar a cabo una programación de la conducta, una evaluación cuidadosa de los recursos disponibles para ser aplicados a lo largo del ejercicio, sin aflicciones ni daños comunes a la personas irreflexivas.

 

Casi siempre fascinados por la bien urdida propaganda, dejándose arrastrar por las pseudo facilidades del crédito y de la tarjeta mágica que posibilita la realización de los vuelos de la imaginación, sin el cuidado de reflexionar que, después de la adquisición de lo ilusorio, el presupuesto se verá perjudicado por el exceso de deudas, y la rebeldía y el estrés toman cuenta de las víctimas de esas extravagancias.

 

Infelizmente, el sentido existencial, no objetiva el tener, el placer, el parecer, pero sobretodo, el ser, el equilibrio emocional, la auto seguridad, encargados de proporcionar salud integral y elevación espiritual.

 

Pasadas las fantasías que se diluirán ante el sol de la responsabilidad, es necesario un refuerzo moral para conquistar la armonía íntima, con el fin de no permitir ser devorado por la violencia de la tempestad…

 

Es fundamental que antes de asumir compromisos que deberán ser rescatados en el futuro, se examine la conciencia para verificar la legitimidad o no de esas diversiones vacías de contenido.


Que la plenitud sea la meta.

 

Divaldo Franco.

Profesor, médium y conferencista.

 

Traducción al español por Oscar Cervantes Velásquez

CENTRO DE ESTUDIOS ESPÍRITAS FRANCISCO DE ASÍS

Santa Marta – Colombia

2 de enero de 2015

NOTICIAS

Conferencia: Las Pasiones del Alma

Campaña aporta 1 kilo de la Fundación Oasis de Amor.

CONFECOL
CONFECOL
      Radio Colombia Espírita
Radio Colombia Espírita
AME Colombia
AME Colombia