LAS ENERGÍAS Y SUS APLICACIONES

NEY PRIETO PERES
NEY PRIETO PERES

INTRODUCCIÓN

 

(Allan Kardec, El Libro de los Espíritus, Libro Primero, cap. II - Elementos Generales del Universo, ítem 27)

 

¿"Habría, entonces, dos elementos generales en el Universo, la materia y el Espíritu?

 

- Sí, y por encima de todo ello está Dios, el Creador y Padre de todo. Esas tres cosas constituyen el principio de cuanto existe, la trinidad universal. Pero al elemento material hay que añadir el fluido universal, que desempeña el papel de intermediario entre el Espíritu y la materia propiamente dicha, demasiado grosero para que pueda el Espíritu ejercer una acción sobre ella. Aún cuando, desde cierto punto de vista, se puede clasificarlo como elemento material, el fluido universal se distingue por poseer propiedades especiales. Si fuera positivamente materia, no existiría razón para que el Espíritu no lo fuese también. El fluido universal está colocado entre el Espíritu y la materia.

 

Es fluido, así como la materia es materia, y susceptible, mediante sus innumerables combinaciones con esta última y bajo la acción del Espíritu, de producir la infinita variedad de las cosas, de las cuales sólo conocéis una ínfima parte.

 

Puesto que dicho fluido universal, o primitivo o elemental, es el agente que el Espíritu utiliza, constituye el principio sin el cual la materia se hallaría en perpetuo estado de dispersión y no adquiriría jamás las propiedades que la fuerza de gravedad le otorga". En resumen, se desprende de esto que se mueven en el universo, en forma aislada, o en conexión, dos principios fundamentales: el principio material, y el principio espiritual.

 

Y, por encima de ellos, una inteligencia que los gobierna a la que llamamos Dios.

 

Como forma diferenciada de la materia densa, pero teniendo como origen el mismo principio material, se destaca el fluido cósmico universal, o principio vital, especie de materia prima moldeable y sensible a las órdenes mentales del Espíritu, colocado en un nivel de densidad intermedio, entre la materia propiamente dicha y el Espíritu, sirviendo así de vehículo de ligazón entre ambos.

 

MATERIA, ENERGÍA Y CONCIENCIA

 

1. Materia (A. Kardec - El Libro de los Espíritus - ítem 22)

 

"Por lo general, se define a la materia como aquello que posee extensión, lo que puede impresionar nuestros sentidos y lo que es impenetrable. ¿Son exactas estas definiciones?

 

- Desde vuestro punto ello es exacto, porque no habláis si no conforme a lo que conocéis. Pero la materia existe en estados que os son desconocidos.

 

Puede ser, por ejemplo, tan etérea y sutil que no produzca ninguna impresión sobre vuestros sentidos.

 

Sin embargo, sigue siendo materia, aunque para vosotros no lo sea".

 

22a. ¿Qué definición podéis dar de la materia?

 

- La materia es el vinculo que encadena al Espíritu. Es el instrumento que le sirve y sobre el cual, al mismo tiempo, ejerce su acción. "Desde ese punto de vista se puede afirmar que la materia es el agente, el intermediario con cuyo concurso y sobre el cual obra el Espíritu.

 

2. Propiedades de la Materia.

 

La materia puede, entonces, presentarse de forma ponderable o imponderable aún cuando esté formada de un único elemento primitivo que puede transformarse en muchos elementos químicos simples.

 

Las diferentes propiedades de la materia proveen las modificaciones que los elementos químicos simples sufren al unirse para formar los compuestos químicos. Así son: el sabor, el olor, los colores, las cualidades venenosas o saludables.

 

3. Energía

 

"Materia y energía son aspectos diversificados de la misma sustancia precósmica" (Pensamiento Oriental).

 

Einstein demostró en su Teoría de la Relatividad General, que materia y energía son una única y misma cosa. Los corpúsculos que constituyen los átomos siguen presentando divisiones y no son ya las minúsculas partículas indivisibles. Los electrones, o cualquier partícula, en diferentes condiciones o niveles de movimiento, pueden ya asumir características de partículas, ya de ondas o simples irradiaciones como ocurre en los "saltos cuánticos".

 

Según Luis de Broglie (Premio Nóbel de Física - 1929), todo corpúsculo material en movimiento es acompañado de una onda. Abrió así la posibilidad a los fotones, o vehículos de energía radiante. La luz sería una lluvia, o un haz de fotones, es decir, granos de energía.

 

Einstein sustituyó el concepto de "éter" por el concepto de "campo". "Campo, de ese modo, paso a designar el espacio dominado por la influencia de una partícula de masa" (André Luiz, Mecanismos de la Mediumnidad, cap. III, Fotones y Fluido Cósmico).

 

¿Cuál sería entonces la materia de base para los campos de atracción? Define André Luiz, al medio sutil en que el Universo se equilibra como Fluido Cósmico o Hálito Divino.

"En los fundamentos de la Creación, vibra el pensamiento inconmensurable del Creador y sobre ese plasma divino vibra el pensamiento mensurable de la criatura, constituyéndose en el vasto océano de fuerza mental en el que se manifiestan los poderes del Espíritu" (André Luiz, Mecanismos de la Mediumnidad, cap. IV, Materia Mental).

 

4, Corpúsculos Mentales

 

"Como cimiento vivo de todos las realizaciones en los planos físicos y extrafísicos, encontramos al pensamiento como agente esencial. Entretanto, el aún es materia - la materia mental..." "Átomos mentales enteros, regularmente excitados en la esfera de los pensamientos, producirán ondas muy largas o de simple sustentación de la individualidad, correspondiendo a la manutención del calor".

 

"Los electrones mentales, en las orbitas de los átomos mentales, agitados, en los momentos de reflexión u oración, en el campo de los pensamientos se traduce en ondas de extensión media, o de adquisición de experiencia por parte del alma, produciendo luz interior".

 

Si la excitación parte de los núcleos atómicos mentales, en situaciones extraordinarias, como emociones profundas, dolores indecibles, súplicas aflictivas, el dominio de los pensamientos emitirá rayos muy cortos o de inmenso poder transformados del campo espiritual".

 

Esa corriente de partículas mentales se exterioriza de cada Espíritu con cualidades de inducción mental, tanto mayores cuanto más amplios se evidencian las facultades de concentración y el tenor de la persistencia en el rumbo de los objetivos que busque" (André Luiz, Mecanismos de la Mediumnidad, cap. IV).

 

5. Conciencia

 

La Física Moderna avanza hacia las nuevas concepciones del mundo y los físicos están procurando introducir a la conciencia, en la visión cósmica obtenida de los modelos que crearon. De forma sorprendente los físicos están reencontrando en los conceptos y filosofías orientales, las mismas conclusiones a que están llegando.

 

Se admite como posible la existencia de otras vías de acceso al conocimiento más allá de los métodos de la actual Ciencia. Hay evidencias de que nuestra mente, en ciertos estados, se desprende de la realidad física y sale penetrando en otros niveles de percepción, por sobre los sentidos físicos.

 

En esos estados, la conciencia individual podría fundirse con la conciencia cósmica.

 

Erwin Schrodinger admite que las partículas elementales parecen estar constituidas de forma pura y no de alguna porción individual de materia. Lo que se repite en las observaciones sucesivas es una forma. Algunos físicos y pensadores más modernos comienzan a introducir un nuevo concepto, el de la conciencia pura, como una realidad física fundamental y absoluta.

 

El gran manantial, el océano de conciencia pura, esencia de la materia primaria, es sugerido por las modernas posiciones de la física.

 

"Llegamos a conocer que conciencia y energía son una misma cosa, que todo espacio-tiempo está constituido por conciencia; que nuestra percepción normal de la realidad es la resultante de un número infinito de universos en los cuales coexistimos, y del cual lo que percibimos como nosotros mismos es apenas la proyección localizada de la totalidad de nuestros verdaderos yo" (Bob Toben, Space-Time and Beyond, Introducción).

 

CAPTACIÓN Y MOVIMIENTO DE ENERGÍA

 

1. Los Fluidos (Allan Kardec, La Génesis, cap. XIV)

 

"El fluido cósmico universal, como ya fue demostrado, es la materia elemental primitiva y sus modificaciones y transformaciones constituyen la innumerable variedad de los cuerpos de la naturaleza".

 

"El punto de partida del fluido universal, es el grado de pureza absoluto, difícil de concebir por nosotros; el extremo opuesto es su transformación en materia tangible. Entre ambos extremos existe una infinita cantidad de transformaciones, más próximas a uno u otro de ellos". "Los fluidos espirituales, uno de los estados del fluido cósmico universal, son, específicamente, la atmósfera en la que actúan los seres espirituales. Constituyen el medio de donde extraen los elementos sobre los cuales operan"

 

"Los Espíritus actúan sobre los fluidos espirituales, pero no los manipulan como los hombres hacen con los gases, si no con la ayuda del pensamiento y la voluntad".

 

El pensamiento y la voluntad son, para los Espíritus, lo que la mano es para el hombre".

 

Mediante el pensamiento, imprimen a esos fluidos tal o cual dirección, los unen, combinan o dispersan". "Los fluidos son el vehículo del pensamiento, éste actúa sobre aquellos como el sonido lo hace sobre el aire. Los fluidos transmiten el pensamiento como el aire lo hace con los sonidos". "El pensamiento del Espíritu encarnado, actúa sobre los fluidos espirituales como el pensamiento de los Espíritus desencarnados; se transmite de Espíritu a Espíritu por la misma vía y según sea bueno o malo, sanea o corrompe los fluidos circundantes".

 

2. Captación y Movimiento (Allan Kardec, La Génesis, cap. XIV, Las Curaciones)

 

"El fluido universal - como se ha dicho - es el elemento primitivo del cuerpo carnal y del periespíritu, pues estos sólo son transformaciones del aquél.

 

Por la identidad de su naturaleza, este fluido condensado en el periespíritu puede suministrar al cuerpo los principios regeneradores.

 

El agente propulsor es el Espíritu, encarnado o desencarnado, que infiltra en un cuerpo deteriorado una parte de la sustancia de su envoltura fluídica. La curación se opera por la sustitución de una molécula enferma por otra molécula sana. El poder curativo dependerá de la pureza de la sustancia inoculada y también de la energía de la voluntad que provoca una emisión fluídica más abundante y otorga al fluido una fuerza de penetración mayor, y, finalmente, de las intenciones que animan al curador, ya sea hombre o Espíritu".

 

3. Acción Magnética de las Curaciones (Allan Kardec, La Génesis, ídem)

 

La acción magnética de las curas, puede producirse de las siguientes maneras:

 

1° Por el propio fluido del mismo magnetizador; es el llamado magnetismo humano, cuya acción está subordinada a la potencia y, sobre todo, a la calidad del fluido;

 

2° Por el fluido de los Espíritus que actúan directamente y sin intermediario sobre un encarnado; es el magnetismo espiritual, y su potencia depende de las cualidades del Espíritu;

 

3° Por el fluido que los Espíritus proyectan sobre el magnetizador, a quienes este sirve de conductor. Es el llamado magnetismo mixto, semiespiritual o humano-espiritual. El fluido espiritual, combinado con el fluido humano, otorga a este último las cualidades que le faltan. Los Espíritus actúan espontáneamente, pero generalmente se produce por la evocación del magnetizador.

 

4. La Facultad de Curar (Allan Kardec, La Génesis, ídem)

 

"La facultad de curar por influencia fluídica es muy común y puede desarrollarse mediante la ejercitación. Pero la capacidad de curar instantáneamente por la sola imposición de las manos es más rara, casi diríamos excepcional.

 

PENSAMIENTO Y VOLUNTAD

(Enfermo y Pasista)

 

(André Luiz - Evolución en Dos Mundos, 2° parte - Cap. XV, Pase Magnético)

 

"Por el pase magnético, especialmente en aquel que se sustenta en el divino manantial de la oración, la voluntad fortalecida en el bien, puede encaminar a la voluntad debilitada de ayer, para que nuevamente ajustada, magnetice naturalmente a los millones de agentes microscópicos a su servicio, a fin de que el Estado Orgánico, en esta o en aquella contingencia, recomponga el indispensable equilibrio".

 

"Es fácil entender que todo desorden de naturaleza física o moral, se refleja de inmediato como consecuencia de reacciones mentales, sobre las provincias celulares, determinando situaciones favorables o desfavorables al equilibrio orgánico".

 

(André Luiz - Mecanismos de la Mediumnidad - Cap. XXII, Mediumnidad Curativa)

 

"Al toque de la energía que emana del pase, con la supervisión de los benefactores desencarnados, el mismo enfermo, según el grado de confianza y de merecimiento, emite ondas mentales características, asimilando los recursos vitales que recibe, reteniéndolos en su constitución fisio-sico-somática, a través de las variadas funciones de la sangre".

 

"El proceso de ayuda por el pase, es tanto más eficiente cuanto más intensa sea la confianza del que recoge los beneficios, a la vez que la voluntad del paciente, llevada al límite máximo de aceptación, provoca sobre si mismo, elevados potenciales de cura" (ídem).

 

NOTICIAS

Conferencia: Las Pasiones del Alma

Campaña aporta 1 kilo de la Fundación Oasis de Amor.

CONFECOL
CONFECOL
      Radio Colombia Espírita
Radio Colombia Espírita
AME Colombia
AME Colombia