BARON CARL DUPRÉL

BARON CARL DUPRÉL
BARON CARL DUPRÉL

1839 - 1899

Nació en Landshut, Baviera (Alemania), el 3 de abril de 1839. El Barón Carl Du Prel fue un destacado filósofo y uno de los mayores pensadores modernos, además uno de los más sutiles investigadores de las cosas del Espíritu.

 

Oficial del Ejército y doctor en filosofía de la Universidad de Tubingen, participó, junto con Lombroso, Schiaparelli, Chiaia, Brofferio, Ermacora, Richet y Aksakof, de las famosas experimentaciones mediúmnicas, realizadas en Milán, en el año de 1892.

 

Ingresó en el Ejército, con el  fin de satisfacer las aspiraciones de su padre. Ascendido a teniente, tomó parte en varias batallas en Baviera.

 

Comandó el campo de concentración en Nemburg. Posteriormente abandonó la carrera militar, como capitán, en 1872. Pasó el resto de su vida en Munich, dedicándose, primero, a los estudios de filosofía y estética, interesándose después, por el estudio de los fenómenos Espíritas.

 

Influenciado por la filosofía de Kant, se inclinó, bajo la orientación de Hartmann a una aproximación entre Schopenhauer y el Darwinismo.

 

La primera edición en alemán de la obra de Alexandre Aksakof “Animismo y Espiritismo”, refutando la obra del Dr. Hartmann, fue publicada bajo el título “La Hipótesis de los Espíritus y sus Fantasmas”.

 

Aparentemente esa polémica originó la conversión de Du Prel al Espiritismo, pues luego que Aksakof, por motivos de salud, se vio obligado a terminar la controversia, Du Prel se encargó de sustentarla, contra su antiguo maestro.

 

La producción bibliográfica de Carl Du Prel fue considerable (sobrepasa las dos decenas). Entre ellas destacamos “El Espiritismo”, “Lucidez y Acción a Distancia”, “El Descubrimiento del Alma por Medio de las Ciencias Ocultas”, "La Doctrina Monística del Alma", "La Psicología Mágica", "Historia de la Evolución del Universo", y otras, etc.

 

En el prefacio de su libro "Al Otro Lado de la Vida", escribió: “En cuanto el hombre permanece en la duda de si es una criatura física y mortal o un ser metafísico inmortal, no tendrá el derecho de vanagloriarse de su conciencia personal, ni de limitarse a tener la muerte como un salto a las tinieblas. Eso no conviene, sobretodo, a un filósofo, cuyo primer deber, según Sócrates, es de conocerse a sí mismo”. 

 

Carl Du Prel desencarnó en Heiligkreuz (Tirol), en el año de 1899.

 

Bibliografía: Personajes del Espiritismo, de Antonio de Souza Lucena y Paulo Alves Godoy - Ediciones FEESP. 

 

NOTICIAS

Conferencia: Las Pasiones del Alma

Campaña aporta 1 kilo de la Fundación Oasis de Amor.

CONFECOL
CONFECOL
      Radio Colombia Espírita
Radio Colombia Espírita
AME Colombia
AME Colombia