CHARLES RICHET

CHARLES RICHET
CHARLES RICHET

1850 - 1935

 

Charles Robert Richet nació en París el 25 de agosto de 1850. Fue un hombre dedicado a la ciencia.

 

Conocido como el fundador de la Metapsíquica, Charles Richet (1850-1935) desempeñó un papel fundamental en el proceso de revelar el desconocido mundo de los fenómenos anímicos. En 1905, entonces presidente de la Sociedad de Investigaciones Psíquicas - Londres, propuso el nombre de Metapsíquica a este conjunto de conocimientos. 

 

Su más famosa obra, "Tratado de Metapsíquica", es un verdadero arsenal de hechos y descripciones pormenorizadas de experiencias psíquicas, descripciones históricas y clasificatorias que mucho ayudaron para su desarrollo. Su mayor contribución, sin sombra de duda, fue el estudio del ectoplasma, sustancia responsable de los llamados fenómenos de materialización. 

 

Fue él quien, por primera vez, denominó a la sustancia que emanaba de los médiums de efectos físicos, ectoplasma, refiriéndose en ese momento, a los fluidos que emanaban de Eusapia Paladino (una de las mayores médiums de la historia del Espiritismo): "son esas formaciones difusas que yo llamo ectoplasmas; porque ellas parecen salir del cuerpo de Eusapia".

 

En una experiencia ocurrida con la médium Marthe Béraud, Charles Richet y Gabriel Delanne hicieron que la "materialización" soplase aire de sus pulmones a través de una solución acuosa de bario, usando un pequeño tubo. El resultado fue el turbamiento del líquido, revelando la presencia de gas carbónico, fenómeno peculiar de los organismos vivos normales.

 

La Metapsíquica de Richet estaba dividida en los siguientes fenómenos: la Criptestesia, la Telequinesia y la Ectoplasmía. Para él, la Metapsíquica estaba en la flor de ser considerada una nueva psicología. En su Tratado, Richet clasificó la historia de la fenomenología metapsíquica en cuatro períodos:

 

1°) Período Mítico, que va desde los orígenes históricos hasta Mesmer, (1776); 

 

2°) Período Magnético, que va desde Mesmer hasta las Hermanas Fox, ( 1847);

 

3°) Período Espirítico, que va desde las Hermanas Fox, pasando por Allan Kardec, y William Crookes (1872);

 

4°) Período Científico, que va desde Crookes hasta nuestros días.

 

Charles Richet clasificó los fenómenos metapsíquicos en dos grupos generales: 

 

1) Fenómenos Subjetivos, que ocurren exclusivamente en el área psíquica, sin ninguna acción dinámica sobre los objetos materiales (años antes, a estos fenómenos Allan Kardec los denominó inteligentes); 

 

2) Los Fenómenos Objetivos, cuya manifestación envuelve la acción física sobre los objetos materiales (en el lenguaje Espírita, Fenómenos Físicos).

 

Esta clasificación es utilizada hasta hoy.

 

RICHET Y EL ESPIRITISMO 

 

Charles Richet nunca se declaró Espírita, sino un estudioso de los fenómenos metapsíquicos. No podemos, por lo tanto, clasificar a Charles Richet como un continuador de la obra de Allan Kardec, ya que en verdad Richet reservó un espacio de sólo dos páginas, en un Tratado de más de 700, a aquel que podría haber sido uno de sus maestros.

 

Recorrió un camino distinto, sin evidentemente desconocerlo tanto, y que lo coloca en la categoría de iniciador romántico de la Metapsíquica, reconociendo en Kardec, a quien se refiere como Dr. H. Rivail, algún aprecio por la investigación científica, lo que lo llevó a creer que las comunicaciones de los Espíritus a través de los médiums, estaban destituidas de errores, siempre que las mismas emanasen de buenos Espíritus.

 

Esta crítica, a nuestra manera de ver, no es muy justa pues se asemeja a la hecha por Arthur Conan Doyle en su "Historia del Espiritualismo", haciéndonos, por lo menos, pensar que conocemos hoy mejor la obra de Kardec que los casi contemporáneos, vecinos y conterráneos.

 

Fue compañero de jornada de hombres de la grandeza de un Gustavo Geley, Gabriel Delanne y Ernesto Bozzano. Este último, su gran amigo y con quien entró en controversia en el campo de la ciencia. Bozzano en su libro "Metapsíquica Humana", dedica en el último capítulo, denominado: Respuestas a algunas objeciones de orden general, algunas palabras en las que objeta algunas posiciones de Charles Richet, son ellas: "...no debo ocultar que entre los que así piensan está el Prof. Charles Richet, a quien sinceramente venero y admiro". En el Journal of the American for S.P.R. de septiembre de 1923, pág 400, al respecto escribió: "Soy de la opinión que, si la Metapsíquica no ha progresado más, esto se debe a un defecto de método; quieren hacer de ella una religión llena de ardor, en vez de una ciencia serena y modesta.... Pienso que sería útil que se destruyera esa deplorable prevención, hija de una observación entrañablemente parcial y superficial del movimiento Espírita, encarado en su conjunto. Si es verdad que el Espiritismo es tomado en un sentido religioso por una multitud de almas simples, por demás muy respetable, pero eso no quiere decir que sea religioso, sólo que las conclusiones rigurosamente experimentales y, por lo tanto, científicas, a que conducen las investigaciones medianímicas, tienen la virtud de reconfortar a un gran número de almas atormentadas por la duda..." ( Ernesto Bozzano, Metapsíquica Humana) y se refiere a tantos sabios, hombres de ciencia que se dedicaron a estudiar los fenómenos inicialmente de forma materialista, convirtiéndose al Espiritismo por la conclusión a que llegaron a través de la investigación.

 

En la introducción de su Tratado de Metapsíquica, Richet, en su segunda edición, llega a citar a los espiritas que ya en aquella época le dieran poca importancia a esta obra, toda vez que creían que todo había sido escrito ya. Richet escribió - "si los espiritas fuesen justos, reconocerían que mi tentativa de hacer entrar en el orden de los hechos científicos todos los fenómenos que constituyen la base de su fe, merecería alguna indulgencia".

 

Se nota que en la época el Movimiento Espírita Francés se encontraba dominado por los ritos, apartándose de las enseñanzas de Allan Kardec, se salva en ese tiempo Gabriel Delanne, que muy enfermo insistía con la Sociedad Francesa de Estudios de los Fenómenos Psíquicos y en la Revista "Le Spiritisme". La rigidez de Richet, con relación a la metodología científica, se explica por el trabajo profesional del mismo que, como científico, lo hizo merecedor del Premio Nobel.

 

LA VISIÓN DEL FUTURO 

 

Allan Kardec, en "La Génesis" escribió: El Espiritismo marcha al ritmo del progreso y nunca quedará rezagado, porque si nuevos descubrimientos le demuestran que está equivocado en algo o si se revelase una nueva verdad, él habrá de rectificarse. Con estas palabras Kardec colocaba todo  su genio que infelizmente sólo fue seguido por algunos como Camille Flammarion, Léon Denis, Gabriel Delanne, entre otros

 

De esta misma forma, Richet declara que el primer Tratado de Metapsíquica iría a tener un destino común. El iría a quedarse rezagado y caería en desuso, porque los progresos de esta nueva ciencia serán rápidos.

 

Así como Kardec, los metapsiquistas también creían en un rápido progreso de las ciencias psíquicas, ellas de hecho tuvieron un adelanto con el advenimiento de la Parapsicología de Rhine.

 

Al comienzo de la década pasada, muchos de nosotros, estudiosos, guardábamos mucha esperanza de que en la Unión Soviética existiesen centros de investigación, la cortina de hierro cayó y ¿qué pasó con lo que había en términos de psicobiofísica?

 

La verdad es que investigadores del quilate de los grandes metapsiquistas, incluyendo en el grupo a los espiritualistas ingleses, ya no aparecen con tanta frecuencia. Transferimos nuestras expectativas hacia el siglo que se avecina, este si podrá traer al público en general aquello que Kardec, Richet y tantos otros se empeñaron tanto en estudiar, clasificar y enseñar, pero que no alcanzaron la universalidad del conocimiento.  

 

A los 37 años de edad fue nombrado catedrático de Filosofía de la Facultad de Medicina de Paris.

 

Richet, en el campo científico, fue un verdadero genio: además de fisiologista de renombre internacional, fue el descubridor de la soroterapia.

 

Después de ocuparse con los fenómenos llamados supranormales, aunque dejando de lado la parte doctrinaria oriunda de estos, creó la Metapsíquica, la cual definió como una "ciencia que tiene por objeto los fenómenos mecánicos o psicológicos, debido a fuerzas que parecen inteligentes, o a poderes desconocidos, latentes en la inteligencia humana".

 

Sus principales obras son: "Tratado de Metapsíquica", "La Gran Esperanza", "El Sexto Sentido", "La Puerta del Misterio", "El Hombre y la Inteligencia", además de otras de carácter científico.

Richet desencarnó en Paris el 4 de diciembre de 1935.

Tomado de la página Web: www.terraespiritual.org

 

NOTICIAS

Conferencia: Las Pasiones del Alma

Campaña aporta 1 kilo de la Fundación Oasis de Amor.

CONFECOL
CONFECOL
      Radio Colombia Espírita
Radio Colombia Espírita
AME Colombia
AME Colombia