EUSAPIA PALADINO

1854 - 1918

 

Nació en Minervino, Italia, el 31 de marzo 1854 y desencarnó el 9 de julio de 1918, en la ciudad de Nápoles, Italia.

 

Su madre murió al nacer ella y su padre cuando cumplió los doce años.

 

Sus familiares querían llevarla a un convento, cuando eclosionó su mediumnidad. Las primeras manifestaciones de su mediumnidad consistieron en el movimiento y levitación de objetos, cuando era aún muy joven, pues contaba solo con catorce años. Esos fenómenos eran espontáneos y se verificaban en la casa de un amigo con quien ella vivía. De ahí en adelante su trabajo en el campo de las investigaciones psíquicas fueron de tal relevancia, que se puede decir que ella ha sido una de las mayores médiums del mundo.

 

Solamente a los veintitrés años es que, gracias a un Espírita convicto, el señor Damiani, ella conoció el Espiritismo.

 

Es por el año de 1888, que Eusápia se volvió conocida en el mundo científico, en virtud de una carta del Prof. Ércole Chiaia enviada al criminalista César Lombroso, relatándole detalladamente las experiencias realizadas por él con la médium, carta que fue publicada en el periódico "Il Fanfulla dela Domênica".

 

Entre otras cosas, la misiva decía:

 

"La enferma es una mujer de modestísima condición social, con cerca de treinta años, robusta e iletrada y cuyo pasado, por lo común, no merece ser escudriñado; nada presenta de notable, a no ser por las pupilas de fascinante brillo y esa potencialidad, que los criminalistas llamarían irresistible".

 

Otro trecho de la carta, decía:

 

"Cuando quisieras, esa mujercita será capaz de, encerrada en una sala, divertirte durante horas, por medio de sorprendentes fenómenos, a todo un grupo de curiosos más o menos escépticos, o más o menos acomodaticios".

 

A través de esa carta, convidaba, también, al célebre alienista, a investigar, directamente, los fenómenos constatados por él en la médium.

 

Tres años más tarde, en 1891, Lombroso aceptó la invitación, realizando, con Eusápia, una serie de sesiones. Esos trabajos fueron seguidos por la Comisión de Milán, integrada por los profesores Schiaparelli, director del Observatorio de Milán; Gerosa, Catedrático de Física; Ermacora, Doctor en Filosofía, de Munique, y el profesor Charles Richet, de la Universidad de Paris. Además de esas sesiones, muchas otras fueron realizadas, con la presencia de hombres de ciencia, no sólo de Europa, sino también de América.

 

Lombroso, ante la evidencia de los hechos, se convirtió al Espiritismo, habiendo declarado:

 

"Estoy lleno de confusión y lamento haber combatido, con tanta insistencia, la posibilidad de los hechos llamados Espíritas."

 

La conversión de Lombroso se debió también al hecho que el Espíritu de su madre se materializó en una de las sesiones realizadas con Eusápia.

 

Antes de terminar esta ligera exposición sobre la preciosa mediumnidad de Eusápia Paladino, conviene citar un trecho del relato presentado por la Comisión de Milán que dice:

 

"Es imposible decir el número de veces que una mano apareció y fue tocada por uno de nosotros. Basta decir que la duda ya no era posible. Realmente, era una mano viva que veíamos y tocábamos, mientras que al mismo tiempo, el busto y los brazos de la médium estaban visibles y sus manos eran tomadas por los que se hallaban a su lado".

 

Como se ve, la Comisión que ofreció este relato estaba constituida por hombres de ciencia, lo que no deja dudas en cuanto a la veracidad de los fenómenos por ellos constatados.

 

El profesor Charles Richet, en 1894, también realizó varias sesiones experimentales en su propia casa, obteniendo levitaciones parciales y completas de una mesa, además de otros fenómenos de efectos físicos.

 

Sir Oliver Lodge, profesor de Filosofía Natural del Colegio de Bedford, Catedrático de Física de la Universidad de Liverpool, Rector de la Universidad de Birmingham, y que fue, también, por largos años, Presidente de la Asociación Británica de Científicos, después de las experiencias realizadas con Eusápia, presentó un reporte a la Sociedad de Investigaciones de Inglaterra, diciendo, entre otras cosas, las siguientes:

 

"Cualquier persona, sin ningún preconcepto, que halla tenido la misma experiencia, habría llegado a la misma conclusión, esto es, que actualmente acontecen cosas consideradas imposibles... El resultado de mi experiencia es el convencimiento que ciertos fenómenos, generalmente considerados anormales, pertenecen al orden natural y, como corolario de esto, considero que esos fenómenos deben ser investigados y verificados por personas y sociedades interesadas en el conocimiento de la naturaleza".

 

Los fenómenos físicos producidos a través de esa famosa médium fueron de varios matices: movimiento de objetos, levitación de mesas y aparición de luces, materializaciones de Espíritus, ejecución de trechos musicales sin contacto humano, entre otros.

 

Innumerables científicos que hicieran investigaciones por su intermedio, en centenares de sesiones, eran férreos detractores del Espiritismo, buscando solamente demostrar posibles fraudes. Sin embargo, ella consiguió convencer a la gran mayoría de esos sabios, a pesar del desconocimiento por parte de ellos, de los más elementales rudimentos sobre la dinámica de los fenómenos mediúmnicos.

 

Ante los fenómenos propiciados por Eusápia Paladino, desfilaron sabios de renombre, tales como: Schiaparelli, Gerosa, Ermancora, Aksakof, Carl Du Prel, Charles Richet, Oliver Lodge, Fredich Myers, Ochorowicz, Sigdwick, Richard Hodgson, Albert de Rochas, Camille Flammarion, Carlos Rochi, Vitoriano Sardou, Julio Claretio, Adolfo Bisson, Gabriel Delanne, Fontenay, Ernesto Bozzano, y los profesores Porro, Morselli y Massales, y muchos más.

 

Morselli tuvo la oportunidad de observar cerca de 39 fenómenos; Fontenay consiguió fotografiarla con las manos agarradas por observadores, mientras de su cabeza salían varias manos; Cesare Lombroso se declaró "convencido y entristecido por haber combatido tantas veces la posibilidad de los fenómenos Espíritas".

 

Eusápia era analfabeta y extremadamente bondadosa y caritativa. Todo lo que conseguía, lo distribuía con los necesitados y con los niños, sintiendo las desventuras de los menos favorecidos por los bienes materiales y procurando resolver sus problemas. Ella se volvió famosa por haber sido la médium que pasó por el examen del mayor número de sabios, casi todos rindiéndose a la evidencia del Espiritismo.

 

Fuente: Personajes del Espiritismo, de Antonio de Souza Lucena y Paulo Alves Godoy. ABC del Espiritismo de Victor Ribas Carneiro  

 

Tomado de la página Web: www.terraespiritual.org

NOTICIAS

Conferencia: Las Pasiones del Alma

Campaña aporta 1 kilo de la Fundación Oasis de Amor.

CONFECOL
CONFECOL
      Radio Colombia Espírita
Radio Colombia Espírita
AME Colombia
AME Colombia